Transyt OMM

EspañolEnglish
Inicio Noticias El carsharing libera de las calles 20 vehículos privados por cada coche disponible

El carsharing libera de las calles 20 vehículos privados por cada coche disponible

noticia_20151007_Carsharing

Los españoles perdieron 17 horas de media en atascos durante 2014, superando las 20 horas en grandes ciudades.

Vivir en el centro de una gran ciudad nos permite acceder de forma rápida a una amplia red de transportes, que combinados, nos facilitan, y mucho, nuestro día a día. Hablamos del transporte multimodal e interconectado, o lo que es lo mismo, coger el metro para ir al trabajo, el autobús para volver, la bicicleta para movernos por la ciudad o utilizar un servicio de carsharing cuando necesitas un coche.

Atrás queda la idea del uso del coche privado para la movilidad urbanita de los ciudadanos. Y es que, según el último informe Inrix, los usuarios perdieron 17 horas de media en las carreteras debido a los atascos durante el pasado año, aunque ciudades como Barcelona o Madrid registraron cifras de hasta 25 y 22 horas, respectivamente. Alternativas al vehículo privado como el carsharing liberan a las calles de 20 coches por cada coche disponible, según los datos del sector.

Por ello, la movilidad multimodal se está consolidando como la alternativa más eficiente para el transporte urbano. Según Jorge González-Iglesias, Consejero Delegado de la empresa de carsharing Bluemove, “la movilidad multimodal trata de potenciar el uso del coche únicamente cuando es necesario y realmente aporta ventajas sobre cualquier otra alternativa de transporte urbano como el metro, el taxi o la bicicleta”.

Y no es sólo una cuestión de tiempo. Según estudios realizados en España, el 16% del carburante se consume mientras se busca un lugar de aparcamiento, lo que supone pérdidas de 3.900 millones de euros al año del bolsillo de los conductores. En este sentido, González-Iglesias afirma que “el carsharing supone un ahorro para aquellas familias y empresas que no precisan realmente de un coche en propiedad porque el uso que le acaban dando es residual. La clave del ahorro está íntimamente ligado al consumo responsable y colaborativo. Si un mismo coche es capaz de cubrir las necesidades de movilidad de varias personas, es evidente que los costes que supone se acabarán repartiendo entre todas esas personas”.

 

Acceso miembros



Boletín de Noticias Mensual